El por qué de decantar un vino

Cuando un vino ha permanecido en reposo en botella un periodo de tiempo considerable, la falta de oxígeno hace que determinados aromas y sabores no se manifiesten. Hablamos principalmente de reservas o gran reservas.

Es aquí donde entra en juego la decantación del vino, para sacar partido a todos aquellos atributos que el enólogo ha querido resaltar. Consideramos que los vinos tintos deben decantarse al menos 20 o 30 minutos antes disfrutar de ellos. En el caso de añadas largas incluso estos periodos de tiempo deben prolongarse. De esta manera iremos observando como el vino va evolucionando una vez decantado, hasta alcanzar esa plenitud mezcla de sabor y esencia olfativa.